Cómo Eran Los Hospitales Hace 100 Años

Print Email

Los hospitales de hoy en día son lugares de esperanza e innovación. Están muy lejos de ser las instituciones de principios del siglo XX, con condiciones insalubres y pacientes en su mayoría pobres. Hace 100 años, el público asociaba los hospitales con lugares a los que iban las personas a morir.

Con el objetivo de averiguar cómo lucían los hospitales hace 100 años, 24/7 Wall St. analizó fuentes tales como el recurso informativo de medicamentos Referencia mensual de prescripción de medicamentos, y los Institutos Nacionales de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina, además de fuentes periodísticas como U.S. News & World Report y PBS.com para compilar nuestra lista.

El sistema hospitalario estadounidense se originó a partir de la creación de casas de beneficencia, hogares caritativos donde se atendían las necesidades de enfermos mentales, ciegos, sordos, personas con enfermedades como tuberculosis, y además ladrones, prostitutas y niños abandonados. En esos lugares no se proporcionaban servicios médicos. La primera institución de la nación fundada para tratar afecciones fue el Hospital de Pensilvania en 1751.

Durante gran parte del siglo XIX, los hospitales atendieron en su mayor parte a los pobres: a quienes tenían una mejor situación económica los atendían los médicos en sus hogares. A medida que la nación se volvía cada vez más industrializada y móvil, lo que dificultaba que en las familias se cuidaran unos a otros, y la atención de salud era cada vez más sofisticada y profesional, los estadounidenses de todos los estratos económicos comenzaron a usar los hospitales.

A la mayoría de los hospitales del siglo XIX los crearon administradores protestantes, que se hicieron cargo de cuidar a los pobres. Esos hospitales promovieron el concepto del hospital estadounidense. Sin embargo, a los inmigrantes recién llegados les resultaban insuficientes y fundaron sus propias instituciones médicas que para que respondieran a sus consideraciones culturales.

Además del impacto de la inmigración, los hospitales cambiaban con rapidez hace 100 años, debido a la innovación tecnológica y los cambios de políticas impulsados por reformadores progresistas que hicieron de la atención de salud un importante tema de política pública.

Cien años atrás, Estados Unidos sufría el impacto de una epidemia de gripe. Fue una de las peores pandemias de la historia. Fueron los brotes más graves de todos los tiempos. Pero de ese episodio desolador emergería el auge de la construcción y fundación de los hospitales públicos, el uso más generalizado de la tecnología como por ejemplo las radiografías, además del descubrimiento de las vacunas contra tuberculosis, tétanos y fiebre amarilla.

Aun cuando los hospitales se han convertido en una parte integral de las comunidades estadounidenses, algunas zonas del país todavía carecen de ellos. Estos son los condados con la menor cantidad de hospitales.